¿Dónde está tu felicidad? ¿En el pasado, presente o futuro?

Alcanzar un nivel de felicidad personal previamente desconocido es mucho más sencillo de lo que piensas. Pero primero, es importante estar en contacto con el presente.

“¿Mantenerse en contacto con el presente? ¡Si yo ya estoy en el presente!”

Bueno, ciertamente todos estamos en el presente, ya que no hay otro lugar para estar, pero eso no significa que nuestros pensamientos estén en el presente. Y ahí radican los desafíos para nuestra propia felicidad personal.

Nosotros, como seres humanos, somos la especie más rara de todas, ya que no solo podemos pensar, sino que podemos pensar sobre nuestro propio pensamiento.

Y este proceso de ser consciente sobre nuestros pensamientos propios nos puede ayudar a alcanzar la satisfacción. Es importante desafiar lo que vemos y creemos. Esto asegura que nuestra visión del mundo coincida con la realidad. Muy a menudo, lo que creemos que es la verdad, no es más que vislumbres del pasado, presente y futuro.

A menudo tomamos solo lo malo del pasado, pasamos sin darnos cuenta a través del presente y falsamente inventamos el futuro. Con frecuencia, el resultado es culpa de nuestro pasado imperfecto, ansiedad por un futuro que no existe e impaciencia con el ahora.

Pero es el ahora el que nos puede ayudar a vivir nuestras vidas hoy, plenamente vivo, feliz y contento. Rara vez nos permitimos la oportunidad de disfrutar el momento. Pero el momento es la única realidad que conocemos. Es exactamente como debe ser y no puede ser nada más que eso. Y muchas veces tratamos de hacerlo diferente. Y al hacerlo, perdemos la oportunidad de experimentar completamente la lluvia, los niños jugando, el aprendizaje que debe lograrse escuchando el mundo visto a través de los ojos de un abuelo, o un amigo que comparte uno de sus propios momentos. Muy a menudo estamos demasiado atrapados en lo que sucederá, o lo que ha sucedido, para experimentar lo que está sucediendo.

Esto no quiere decir que la planificación para el futuro no sea importante, o que el recuerdo no sea útil y agradable en sí mismo. Pero, desafortunadamente, con demasiada frecuencia nos enredamos en un futuro que no ha sucedido y nos ahogamos con nuestras predicciones. Creamos el horror absoluto de un futuro incierto que hacemos realidad en el momento.

Permanecer en el momento presente nos otorga la oportunidad de ver el mundo tal como es, no como creemos que debería ser. Nos permite observar la verdad, mirar datos reales, no información expresada en miedos y ansiedades.

Y es esta verdad la que nos permitirá disfrutar de nosotros mismos, de los demás y del mundo que nos rodea. Porque es exactamente como debería ser. Y así podremos gestionar cualquier evento de la vida que se presente. ¿¿Por qué?? Porque todo el mundo lo hace. Eso sí, puedes optar por hacerlo con dolor o sin dolor.

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

© 2018 Trans-coaching - Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?